La casa de las Chimeneas

Hemos vuelto a Tudes, Cantabria, a la Casa de las Chimeneas, para decorar el apartamento número 8, “de las Estaciones”.

Esta vez, para decorar las paredes de éste apartamento rural, hemos reflexionado sobre los paganismos que aún sobreviven en Liébana, esta zona tan peculiar por su hermetismo, que ha permitido que usos y costumbres milenarias lleguen hasta nuestros días sin apenas cambios:

Fiestas de otoño, relacionadas con el vino (en una zona que se supone celta, pervive una tradición tan latina), labores de verano (siega de hierba y recogida de cereales), elementos invernales en la habitación en la que, incluso en verano, se contemplan los neveros del Macizo Oriental y la primavera como un jardín en plena floración, como son los prados de Liébana, en los que crecen todo tipo de flores (entre las que hay mas de 50 especies de orquídeas), y en el que vemos los tres vestigios de la Antigüedad romana de Liébana: la columna de mármol de Torices, (con una representación de una serpiente y unos pámpanos enrollados al fuste), la estela funeraria de Luriezo y la estela de Villaverde.

En el salón reprodujimos el menologio laico de San Isidoro de León, que resumen el año con las faenas del campo propias de cada mes.

Los murales están realizados con tecnica mixta (acrílicos y pasteles) y los fondos metálicos son dorados a la sisa.

Para que os hagais una idea, aqui os colgamos unas cuantas fotos.



Comments are closed.